jueves, 21 de junio de 2012

¿Quién dijo que el buen vino es caro?.


Este es uno de los mitos que siempre han rodeado al vino, y si antes, podía tener cierta razón de ser (no voy a meterme en temas técnicos porque no es lo mío), hoy en día eso cada vez está más en desuso. Los bodegueros cada más apuestan por vinos a buen precio, precios muy asequibles, sin renunciar a la alta calidad en sus caldos.

Vista desde la segunda planta del salón
Un gran ejemplo de esto fue el Salón 5 Estrellas de la Guía Peñín que promovía vinos a menos de 10 € (PVP) y con una alta calificación en la misma guía. Un evento que se realizó en Madrid, el pasado 8 de mayo 2012, el primer evento de estas características (y esperemos que no el último).

Así pues, Nuria y yo sin quererlo fuimos invitadas como profesionales del sector a asistir a dicho evento y catar algunos de los caldos que estaban allí presentes. No lo dudamos  y allí estuvimos desde la 1 de la tarde.

En total fueron 74 bodegas que estuvieron allí presentes con algunos de sus mejores vinos. Ni que decir tiene que no pudimos visitar a todos, pero si a algunos de los que más nos apetecían: Vinum Terrae (con su joven y refrescante albariño You&Me), Bodegas Naia con su original K-Naia, Bodega Gótica (que nos llamo poderosamente ese nombre “gótico”), Cavas Ferret, Felix Solis (Albali Arium, Viña Albali Tempranillo 2010), Grupo Faustino ( con su Faustino V 2011, Campillo 2011), Pagos del Rey (Blume Verdejo 2011), nuestros amigos de Tierras de Mollina (con sus dulces de Málaga: Carpe Diem, y sus tintos Montespejo) y Palacio de la Vega (con su nueva añada y nuevo blanco Chardonnay, entre otros).... y hubo un sinfín más de bodegas que nos quedamos con ganas de conocer.

Entre copas, catas, charlas, encuentros, nuevos y viejos conocidos pasamos el día. Fue un día intenso que guardamos en la memoria con especial cariño. Y animamos a que Peñín repita este evento el año que viene, y a todos los amantes del vino que no dejen escapar la oportunidad. Una buena manera de conocer unos vinos exquisitos, a un precio más que aceptable, y acercarse al mundo del vino que es maravilloso y apasionante


1 comentario:

  1. Que nadie dude, sin embargo, que los grandes vinos tienen que existir. Como en todo, la excelencia es el culmen del trabajo del hombre y la naturaleza, pero no es menos cierto que pequeños grandes vinos se esconden en los terruños. Están esperándonos, deseando demostrar sus cualidades.
    Nuria.

    ResponderEliminar